Construye tu legado en Aeternum: Hablemos de las viviendas

20 de febrero de 2020
|
Temas generales
260 KB

Las viviendas para jugadores son una fascinante característica de New World que permite que los aventureros adquieran y personalicen sus hogares en cualquier rincón de Aeternum.

Únete a los recién casados James y Elena Whittle en su búsqueda por encontrar el hogar perfecto en Aeternum y ayúdalos en la aventura de formar una familia en la isla. A continuación, verás los detalles sobre el funcionamiento del sistema de viviendas.

Parte 1

Parte 2


Si aún no leíste nuestro artículo sobre asentamientos y gobierno,te sugerimos que lo hagas si quieres entender todo lo que hablemos en el blog. 


Viviendas y asentamientos: datos básicos

En Aeternum, cada asentamiento cuenta con una gran variedad de casas para los jugadores. Si bien varios jugadores pueden adquirir viviendas en una misma zona, solo podrán visualizar las propiedades y decoraciones que les pertenezcan a no ser que se encuentren visitando la vivienda de otro jugador. Los jugadores también podrán ver la casa que obtuvo la mayor cantidad de puntos y que figura pública para todo el mundo, incluso si no es de su propiedad. Por otro lado, si quieres invitar a alguien, estas viviendas pueden alojar grupos de hasta cinco jugadores. Todo lo que debes hacer es ponerlos en un grupo contigo. Para poder comprar una casa, primero debes elevar tu posición dentro del territorio del asentamiento donde se encuentra la vivienda. Debes participar en las actividades diarias del territorio en el que quieres vivir si quieres elevar tu posición. Entre dichas actividades están matar criaturas, completar misiones de facción, trabajar en obras públicas y fabricar objetos. Cuando alcances el nivel de posición suficiente y tu personaje llegue al nivel 15, entonces podrás tener tu vivienda en el asentamiento de dicho territorio. Si quieres más de una vivienda, ¡también podrás tenerlas! Podrás adquirir otra casa si reúnes los requisitos en un determinado territorio y no superas la cantidad máxima de viviendas en tu posesión.

99 KB

Diversidad de viviendas

Las viviendas varían de acuerdo a su tamaño, características y costos. Algunas casas apuntan directo al centro del pueblo; mientras que otras tienen balcones con vista hacia los muros del asentamiento. En otros casos, si bien algunas viviendas lucen áreas exteriores como parte de su decoración, otras apenas tienen un pórtico delantero o trasero. Existe una gran variedad de ubicaciones y estilos para escoger en cada asentamiento. En cuanto a los asentamientos, cada uno posee esquemas y diseños de viviendas que lo diferencia del resto.

Personaliza tu vivienda

Podrás personalizar tu nuevo hogar tan pronto como comiences a vivir en él. Agregamos cientos de objetos que te permitirán adaptar tu hogar a tu propio gusto. Podrás usar diferentes objetos (mesas, sillas, plantas decorativas, vides colgantes, etc.) para darle a tu casa ese toque personal que buscas. Aunque los jugadores pueden comprar y crear objetos como muebles y piezas decorativas, otros solo se pueden obtener mediante la exploración y el saqueo. ¡Incluso puedes encontrar mascotas y llevarlas a tu hogar en Aeternum!

94 KB

Mantenimiento de las viviendas

Cuando compras una casa, tienes que pagar un pequeño impuesto para su mantenimiento. Este impuesto a tu propiedad se lo pagarás a la compañía que controla el asentamiento en el que vives. Aunque no se embargará tu vivienda si no pagas dicho impuesto, algunos atributos (como el que te permite volver a tu casa o las potenciaciones que otorgan trofeos) se desactivarán. Por otro lado, si bien podrás visitar tu vivienda, incluso si no pagas este impuesto de propiedad, no podrás redecorarla y los otros jugadores no podrán verla. Más detalles a continuación.

Recompensas

Una vez que tengas una casa, podrás usarla como punto de regreso. Aeternum es un lugar extenso y lleno de peligros. Debido a esto, tener una opción que te permita volver a tu vivienda sin tener que cruzar la vastedad de la isla es algo bastante útil. Las viviendas de mayor nivel pueden reducir el tiempo de reutilización necesario para viajar a ellas, añadir más espacio de almacenamiento y decoraciones, y albergar más mascotas. Además de la habilidad de volver a tu casa o las capacidades de almacenamiento, tienes la posibilidad de crear o encontrar poderosas decoraciones mágicas que le otorgan potenciaciones a tu personaje cuando aparecen en tu vivienda. Estos trofeos pueden darte cierta ventaja cuando peleas contra algunos tipos de enemigos, mejorar tus habilidades de fabricación, etc. Sin embargo, cada vivienda cuenta con una cantidad limitada de trofeos en exhibición al mismo tiempo, por lo que tendrás que decidir qué ventajas necesitas más para tus aventuras. También existen ciertos beneficios sociales: Cuando pases por un asentamiento, verás las casas que otros jugadores ya decoraron. Existe toda una competencia tras bambalinas para decidir qué casa ven los demás de forma predeterminada. Tendrás la oportunidad de que cualquier jugador que pase por un asentamiento pueda admirar tu casa si la decoras con maestría y aumentas mucho tu posición dentro del territorio (si estos jugadores tienen la misma dirección que tú, solo verán su propia casa). También podrás usar el menú de vivienda para conocer tu posición con respecto a otros jugadores que tienen la misma casa. De esta forma, podrás saber quién compite contigo.

Sé parte de la comunidad

Cuando un jugador encuentra un lugar de su agrado en un asentamiento y decide quedarse ahí, también se une a una comunidad de aliados, hábiles artesanos, compañeros de aventuras y hasta de adversarios. En Aeternum, cada jugador puede darle el calor de hogar que busca a su vivienda mediante el uso de muebles, decoraciones, mascotas y trofeos que les darán bonificaciones durante sus aventuras o mejorarán sus habilidades de oficio. Esperamos que las viviendas en New World sean más que solo sitios a los cuales volver luego de una aventura; sino también en lugares donde te reúnas con tus amigos y alardees de lo bien que los arreglaste.

213 KB

*Recuerda que todos los contenidos que se encuentran en este artículo están sujetos a cambios durante la prueba.

Compartir