Historias de Aeternum: Rumores de Reekwater

18 de noviembre de 2020
|
Temas generales
"Existe una razón por la que permanezco de este lado de la isla...", dijo Reese el Observador. Alejó su mirada de mí. "Y esa razón es Reekwater".
Ya llevo un par de meses en la isla. Mi trabajo consiste por lo general en talar árboles y cortar madera para algunos de los asentamientos. Hace unos días, algunos leñadores comenzaron a esparcir rumores sobre un bosque que, según dicen, alberga el mayor yacimiento de azoth de Aeternum. 
Hoy comencé a llevar suministros al puesto de avanzada en las costas de Everfall. No es un viaje que genere muchos beneficios, por lo que no muchos se aventuran. Sin embargo, recuerdo mi deuda con los Observadores... pues no habría podido superar la inclemencia de las olas de no haber sido por ellos. Llevarles algunos suministros no es suficiente para agradecerles, pero es algo. Reese, uno de los Observadores más antiguos, estaba de guardia. Supongo que si alguien conoce los sitios más extraños de la isla, debe ser él. Le pregunté si sabía de lo que hablaban los leñadores. 
 
"Hablan de Reekwater". Reese repitió lo mismo conforme salía de su asombro. "Te va bien aquí. Lo único que encontrarás allá es muerte”. La luz del sol hizo que entrecerrara sus ojos y mirara de nuevo hacia la playa. Sus ojos nunca dejan de buscar sobrevivientes. 
"No eres el primero que piensa en ir a Reekwater", dijo. "Todos esperan encontrar un puerto tranquilo, oculto de la vista del pueblo; un lugar nuevo para pescar". Las historias hablan de árboles de gran altura y territorios frondosos que solo podrían existir en sueños. Sin embargo, esos árboles están custodiados y las visitas no son bienvenidas" 
Los ojos de Reese comenzaron a irradiar una intensidad y una furia que jamás había visto. Tras dar una bocanada de aire, continuó: "Quizá la idea de dominar el poder que los Antiguos subestimaron te resulte atractiva". Esos ruinas son diferentes a todo lo que has visto en Everfall, y las criaturas que las custodian son más antiguas y fuertes que cualquier cosa a la que me haya enfrentado en esta isla. El poder de aquel lugar maldito atrajo a muchos antes de ti, incluso a una reina pirata... si es que crees en los rumores. Pero ninguno volvió". 
Reese me dio una fuerte palmada en la espalda. "Créeme, no debes ir a Reekwater".
Me alejé caminando y pensé en su advertencia. Reese lleva muchísimo tiempo en la isla y ha visto a muchos recién llegados fallar en sus búsqueda. Eso pondría en alerta a cualquiera. Sin embargo, soy tan hábil con la hachuela y la lanza como lo soy con el hacha para hacer leña, por lo que si los árboles de Reekwater son tan impresionantes como cuentan los leñadores... La recompensa bien podría valer la pena, ¿no es verdad? Tal vez sea hora de visitar ese lugar y comprobar si los rumores son ciertos.
- Pierre Laurent