Enfréntate al mundo: Guerra

30 de abril de 2020
|
Temas generales

Aeternum es un lugar donde la lucha es constante. No solo tendrás que batallar contra las fuerzas de la Corrupción, sino que deberás protegerte de otros jugadores. Conquistar un territorio es un gran primer paso para establecerte en la isla y ganar seguridad y recursos para los días venideros, pero también te pone en aprietos si otros jugadores anhelan lo que ya posees.

Cuando las legiones de Corrompidos intentan adueñarse de tu fuerte, a esto se le conoce como una invasión. Puedes leer más al respecto aquí. Por otro lado, cuando son otros jugadores los que quieren reclamar tu territorio para su facción, eso se llama guerra.

Antes de que puedas atacar el territorio de otra facción, primero debes debilitarlo hasta que quede lo suficientemente vulnerable como para declararle la guerra. Para lograr esto, debes completar la cantidad requerida de misiones de facción. Puedes leer más sobre las misiones de facción aquí.

La vanguardia

Cuando vas a la guerra, lo haces en nombre de tu facción. Las tres facciones están enfrentadas en una lucha sin fin por el control de Aeternum. Una facción se compone de "compañías", las cuales son agrupaciones leales a dicha facción. Una vez que completas las tareas necesarias para dejar un territorio susceptible a un ataque, se hace un sorteo para determinar la compañía que atacará primero.

Si tu compañía es la elegida para ser la vanguardia del ataque, el gobernador puede seleccionar a los miembros de su compañía para completar las filas de los atacantes (una guerra siempre debe ser de 50 jugadores contra 50). Si tienen suficientes miembros, pueden cubrir todas las vacantes para una guerra con miembros de su compañía; sin embargo, si sale elegida una compañía de menor tamaño, esta podrá seleccionar a cualquier miembro de su facción (incluso voluntarios de la tercera facción) para participar de la guerra. Por ejemplo, si una compañía del sindicato le declara la guerra a un territorio que pertenece a los saqueadores, pero no tienen suficientes guerreros para llenar sus filas, estos tendrán la opción de enlistar a voluntarios del Pacto. Si eliges luchar como voluntario en una guerra, deberás viajar al territorio donde tendrá lugar el conflicto y registrarte en los tableros de guerra de un asentamiento o en las afueras del fuerte.

Prepárate para la batalla

Las guerras tendrán lugar en periodos de tiempo específicos que elige la compañía defensora. El hecho de fijar la fecha y hora de una guerra favorece la coordinación de los participantes. Esto también elimina el potencial de entablar guerras o lanzar incursiones sin conexión en un momento del día en el que la mayoría de miembros no estén disponibles.

Si fuiste seleccionado para participar en una guerra, ¡felicidades! Estás a punto de experimentar el momento cumbre del sistema JcJ en New World. Una vez que te seleccionan para pelear, se te avisará antes de que la guerra se inicie. ¡Asegúrate de estar conectado y listo para la acción! Al comenzar la lucha, se te transportará al campo de batalla desde cualquier lugar de Aeternum en el que estés.

Comienza la batalla

El ejército atacante tratará de atravesar las murallas del fuerte, reclamar su conquista y tomar posesión de todo el territorio para su facción. Antes de que las puertas del fuerte se dañen y caigan, los atacantes deben primero capturar tres puntos de encuentro frente al fuerte. Una vez que lo hacen, los defensores no podrán recuperar estos puntos, y el frente de batalla se cambia a un lugar más cerca. Los equipos pueden usar los puntos de encuentro para reaparecer o para acceder a la armería. Por su parte, el equipo defensor usará todos sus recursos para repeler a los invasores.

Armas de guerra

Un nuevo nivel de estrategia y razonamiento táctico se añade a la ecuación gracias a las armas y plataformas de asedio.

Si eres atacante, puedes usar tus tokens de batalla en la armería del campamento de guerra para adquirir y construir plataformas de asedio en el campo de batalla. De forma similar a cómo se adquieren y utilizan en las invasiones,obtendrás tokens de batalla adicionales si contribuyes a la batalla.

El fuerte defensor podrá construir armas de asedio junto a sus murallas para repeler los ataques. Estas armas no representarán un costo para los defensores, pues su poder estará determinado por cómo se hayan mejorado a través del sistema de progresión de territorios antes de la guerra. Si quieres proteger tu fuerte con las armas de asedio más fuertes a tu disposición, asegúrate de llevar a cabo los proyectos de pueblo necesarios en el asentamiento de tu compañía. Lee más información aquí. Existen varias entradas al fuerte, y los defensores deberán prestar atención a cada una y decidir en cuáles colocar sus armas de asedio. Los defensores también tendrán suministros de asedio, que se autogenerarán durante una guerra mediante los generadores de suministros de asedio. Puedes usar estos recursos para reparar estructuras (tales como puertas, armerías, generadores de suministros de asedio y armas de asedio).

Las armas y plataformas de asedio pueden cambiar el rumbo de una contienda. A continuación, detallaremos todos los recursos que tendrás a tu disposición (ya sea como atacante o como defensor) durante una guerra.


Plataformas de asedio para atacantes

Plataforma de cañones

Con un rango de disparo medio y el daño por impacto más alto, esta plataforma tiene una mayor efectividad contra estructuras y objetivos lentos y de gran tamaño. El fuego concentrado de varios cañones de este tipo puede derribar rápidamente cualquier estructura defensiva.

Plataforma de lanzallamas

Estas plataformas lanzan proyectiles encendidos que pueden calcinar un objetivo al impacto y cubrir el área de llamas. Es eficaz contra tropas de infantería y para contraatacar a los oponentes que atacan a la distancia desde las murallas del fuerte. También es efectiva en áreas intangibles y para mantener a tus oponentes fuera de los puntos de captura.

Plataforma a repetición

Esta plataforma es una torreta de fuego rápido que lanza proyectiles a alta velocidad. Si bien los proyectiles por separado no causan tanto daño, disparar de manera constante puede mermar con rapidez a cualquier ejército. Son más efectivas contra los objetivos más pequeños y rápidos que otras torretas no pueden alcanzar con facilidad.


Armas de asedio para defensores

Ballesta

La ballesta es una plataforma de cañones para defensores, y su rol es el mismo que el de las armas de asedio que destruyen estructuras. Cuenta con una cadencia de fuego media y un nivel de daño por impacto muy alto, y tiene una mayor eficiencia para destruir estructuras y objetivos lentos y de gran tamaño.

Cañón explosivo

Este cañón dispara una carga explosiva que perturba y derriba a los enemigos. Es más efectivo contra grupos de infantería y proporciona un área intangible (como los puntos de encuentro frente al fuerte). Sin embargo, su baja cadencia de fuego le resta efectividad contra objetivos de movimiento rápido.

Torreta a repetición

Esta arma posee la misma funcionalidad que el repetidor de los atacantes. Esta herramienta defensiva ofrece un alta cadencia de fuego, un bajo daño por disparo y una gran efectividad contra objetivos más pequeños y veloces.

Bombardero de fuego

El bombardero de fuego vierte lava ardiente sobre las pobres almas que estén debajo. Provoca un alto daño con el tiempo, lo que la hace efectiva contra los enemigos que ataquen la puerta.

Cuerno de resiliencia

Este cuerno proporciona sanación temporal y un aumento defensivo a todos los aliados en el área. Si bien tarda mucho en recargar, usarlo en el momento adecuado puede cambiar el rumbo de la batalla.


Trampas - Disponibles tanto para atacantes como para defensores.

Trampa infernal

Cuando un enemigo se acerca demasiado, la trampa infernal explota y cubre el área de llamas. Es altamente efectiva en un área intangible o cuando se coloca en puntos estratégicos.

Barril de pólvora

El barril de pólvora causa el mayor daño de entre todas las armas de asedio, lo que lo hace extremadamente efectivo para atacar puertas. Su mecha debe encenderse de forma manual, y demora un largo rato antes de estallar. El barril de pólvora no causará daños si se destruye antes de su detonación, y es por eso que los jugadores deben defenderlo.

De vuelta a casa

Cuando una guerra haya llegado a su fin, los jugadores en ambos bandos del conflicto serán transportados fuera del campo de batalla para que continúen sus aventuras en Aeternum.

¿Quieres obtener honor y gloria para tu facción? Entonces declara una guerra y acepta los riesgos sin importar lo grandes que sean. Y recuerda que el ganador se lo lleva todo. En caso de que el ejército atacante prevalezca, serán ellos quienes controlen el territorio y todo lo que contenga. Plantarán la bandera de su facción y empujarán las fronteras hacia un dominio cada vez más absoluto.

*Algunos diseños de guerra podrían cambiar según los comentarios de quienes prueben el juego. Las capturas de pantalla son del alfa y podrían cambiar.